maguey

Dice el mito, que Mayahuel era una joven hermosa, que vivía en el cielo con su terrible abuela, una tzintzimitl (estrellas que diariamente tratan de impedir que el sol nazca). La bella joven huye con Quetzalcóatl hacia la tierra, para amarse en secreto,convertidos en ramas de un frondoso árbol; la abuela los descubre y envía a sus compañeras tzitzimime a matarlos. Quetzalcóatl se salva, pero Mayahuel muere carcomida por las estrellas. Sus restos son recogidos por Quetzalcóatl y tras enterrarlos, de ellos nace la primera planta de maguey, con la cual se produce el pulque, bebida ritual y ofrenda ceremonial para los dioses.

Mayahuel es una de las deidades relacionadas con la tierra, y en ese sentido, está hermanada con otras como Tonantzin (madre de los dioses), Cihuacóatl (la patrona de las mujeres muertas en el parto) y Tlazoltéotl (la señora comedora de inmundicias, que tal es el significado de su nombre). En tanto que divinidad del mundo vegetal, es también una diosa de la fertilidad. Por ello, comparte atributos con Xilonen e Ilamatecuhtli, patronas del maíz; y con Chicomecóatl, la señora Siete Serpiente y patrona de los mantenimientos (también diosa de la tierra).

Ésta diosa era representada como una joven con el cuerpo pintado de azul que se asomaba por una penca de maguey. Sus atributos eran la doble cuerda en una de las manos, el malacate de algodón sin hilar, y las manchas amarillas en su cara. Algunas veces era representada con una nariguera de jade y cargando una vasija de barro. Todos estos atributos los comparte con otras divinidades como la señalada Tlazoltéotl, y especialmente con Chalchiuhtlicue, la patrona de las aguas terrestres. Como estas dos divinidades, Mayáhuel era signo de la mala suerte. Aquél que nacía en un día relacionado con esta diosa, seguro habría de terminar mal: el malacate de algodón y las dos cuerdas significan adulterio y perdición, derivadas en la cosmogonía mexica con la embriaguez.

Los antecedentes del uso del Maguey y sus derivados, se remonta a épocas prehispánicas, cuando los pobladores de Mesoamérica encontraron en esta planta además del pulque (el octli o neutli), bebida fermentada con una raíz llamada ocpatlí; la fibra que servía para tejer tela con la que se vestían, fabricaba papel y   sus espinas se utilizaban como agujas o punzones para suturar o para drenar orina de la vejiga por encima del pubis; con las hojas hacían emplastos y medicamentos; paredes y techos y al final ya secas servían de combustible.

Los efectos del pulque, del mezcal y del tequila, bebidas generadas a partir del agave, se equiparaban con el sueño y el despertar, con la ofuscación y la lucidez, con la muerte y el renacimiento de la naturaleza.

Más sobre Mayahuel y sobre cómo esta leyenda se extendió para explicar el origen del tequila y del mezcal:

Mayahuel

Mayahuel, tequila y mezcal.